Decoración nórdica para pisos pequeños: 7 Consejos básicos que te debes tener en cuenta

Decoración nórdica para pisos pequeños: 7 Consejos básicos que te debes tener en cuenta

El estilo de decoración nórdica es uno de los que más éxito está teniendo en los últimos tiempos. Cada vez son más las personas que desean incorporarlo a su hogar y cada vez también les resulta más sencillo hacerlo debido a la gran cantidad de consejos que pueden encontrar a través de internet en diversos blogs de decoración nórdica.

En este sentido, nos queremos sumar a esa corriente y ofrecerte algunos consejos que puedes tener en cuenta si deseas disponer de una decoración pisos pequeños con estilo nórdico. De esta forma, vas a ver que el tamaño es lo de menos y que es perfectamente posible disfrutar de una decoración de película, con la que lograrás tener un hogar, mucho más acogedor, vamos a ello!

 

Incorporación de objetos singulares o destacados

El estilo de decoración nórdico, es un estilo que se caracteriza por la utilización de objetos singulares o destacados. En este sentido, podemos jugar con estos elementos e incorporar a nuestro hogar muebles sofisticados o alguna obra de arte, como puede ser algún cuadro, o un espejo grande con el que podemos ganar en profundidad, algo especialmente interesante cuando estamos hablando de pisos más pequeños.

decoración nórdica para pisos pequeños

Una bonita lámpara puede servir para dar un toque especial y diferenciador. Fuente: https://www.stadshem.se/ – fotos: Jonas Berg

De esta forma, si estamos hablando de un piso pequeño, deberíamos de enfocar parte de esta decoración a la difícil tarea de ganar espacio. En este sentido y aprovechando la capacidad de poder incorporar objetos singulares, podemos incorporar sillas de cocina transparentes. Con estas sillas, vamos a conseguir entre otras cosas, dos aspectos importantes. En primer lugar, estaremos ante un objeto destacado, debido a lo poco habitual que resulta verlos y en segundo lugar, conseguiremos un mayor aprovechamiento de la luz, que como veremos más adelante, es otro de los aspectos importantes dentro de los pisos estilo nórdico.

 

 

Diferenciar las áreas de la casa

Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de hablar del diseño de la decoración nórdica, es que cada área de la casa, se encuentre perfectamente diferenciada. Estamos hablando de pisos pequeños, por lo que muchas veces, una misma estancia de la casa puede llegar a cumplir diferentes funciones por motivos de espacio, pero sin embargo, mediante la colocación de distintos elementos, podemos conseguir diferenciar bien cada una de las áreas, como decorar un salón pequeño.

piso estilo nórdico de 40 metros quadrados

© Alexander White

 

 

La manera más fácil de conseguirlo es jugar con la distribución de los muebles, que podemos utilizar a modo de separador, como si de un biombo o tabique se tratase. Además de esto, el uso de las alfombras también puede ayudar a delimitar las diferentes zonas de la casa y también aprovecharlas como elemento de decoración, ya que están presentes en cualquier piso de estilo nórdico.

 

 

Ocultar todo para ganar espacio

Ocultar todo para ganar espacio, es otro de los consejos más importantes que te puedes encontrar en un blog decoración si pretendes decorar modernos pisos nórdicos pequeños. La limitación del espacio, siempre supone un problema a la hora de llevar a cabo este diseño y si queremos disfrutar de una decoración estilo nórdico escandinavo, uno de los aspectos necesarios a seguir, es no recargar demasiado la estancia.

 

 

 

armarios para piso nórdico pequeño

Fuente: http://mesirci.com

Debido a esto, la elección de los muebles es muy importante y es necesario para ello, disponer de muebles que se pueden retirar con facilidad, como por ejemplo una cama que se pliega y que se esconde dentro de un armario, permitiendo disfrutar de un mayor espacio dentro de la estancia o también con diferentes armarios especiales en los que podemos guardar todo tipo de accesorios.

 

La importancia en la decoración de espacios pequeños, radica en esconder o guardar todo lo que no se utiliza, para que no ocupe más espacio del debido. En este sentido, nos podemos encontrar con una gran cantidad de muebles de color blanco, ideales para la decoración nórdica y que disponen de una funcionalidad mayor para la que han sido diseñados.

 

 

Separar la cama del resto de la casa

Si antes coincidíamos en que las estancias deberían de estar bien diferenciadas, el área dedicada al descanso, tiene que estar bien diferenciada. En este aspecto, nos podemos servir de diferentes muebles de decoración nórdica, como grandes separadores de espacios.

dormitorio estilo nórdico para pisos pequeños

fuente: https://eighty3.co/scandinavian-style-in-a-small/

El área para dormir, es un área que tiene que estar dedicada al descanso y es igual de importante que esta se encuentre separada del resto de la casa, tanto para disfrutar de un mayor descanso, como para que también no moleste durante el resto del día en donde no hace falta.

 

Uno de los objetivos que tenemos que conseguir mediante la decoración pisos pequeños modernos, es hacer que estas áreas diferenciadas, sean completamente funcionales e independientes. No queremos disponer de habitaciones multiusos, si no que cada una de ellas se encuentre bien diferenciadas de las demás, como si se tratara de una estancia mucho más grande.

 

Mediante esta diferenciación, es importante que podamos disfrutar del estilo nórdico pisos pequeños en cada una de las áreas de la casa por lo que simplemente jugaremos con este estilo diferenciado, en cada una de las estancias de la casa, de la manera más apropiada.

 

 

Evitar la acumulación de objetos

La acumulación de objetos es algo que no sienta bien en ningún tipo de pisos y sin lugar a dudas es algo que se nota más en un piso pequeño.

 

Precisamente, mediante el apartado anterior en el que explicábamos la importancia de ocultar objetos, resolvíamos parte de este problema, tratando de evitar que por ejemplo terminemos con montañas de libros, los unos sobre los otros o con un montón de cacharros de cocina encima de la encimera.

Es muy importante la elección de los muebles para evitar un desorden visual, que tan desagradable es de ver y que muchas veces, puede llegar a crear sensaciones de agobio sobre todo, tratándose de un piso pequeño. De esta forma, podemos encontrar varias soluciones, como por ejemplo ocultar los muebles de cocina detrás de puertas falsas, o contar con baldas o estanterías de diseño en donde podemos tener colocados de forma ordenada todos los libros o revistas que queramos.

 

 

Agregar altura con las cortinas

Agregar altura con las cortinas, es uno de los trucos con los que conseguiremos hacer que un piso pequeño, parezca menos pequeño de lo que es. Para ello, lo que tenemos que hacer es disponer de cortinas largas en cada una de las ventanas que podamos y preferiblemente de color blanco, transparentes. Es importante que no olvidemos nunca que estamos ante un estilo nórdico, puesto que lo que estamos buscando es que la luz pueda bañar la habitación con claridad.

 

Además de utilizar el truco con las cortinas, podemos también jugar con estas como si se tratase de un elemento de decoración más, puesto que como hemos visto en otros casos, se trata de un elemento bastante característico dentro de la decoración sueca.

 

Disponer de estas cortinas largas, nos ayudará a disponer de una mayor sensación de grandiosidad, haciendo creer que la estancia es bastante más grande de lo que en realidad es, engañando al cerebro y consiguiendo dar una sensación de espacio y amplitud. Como se ve, una vez más, estamos organizando un conjunto de estrategias para evitar esa sensación de agobio y crear ambientes más grandes. Antes lo hemos hecho ocultando objetos, no hacinándolos y ahora lo estamos buscando mediante el uso de estas cortinas.

 

 

Definir la paleta de colores nórdicos

Por último y en base a todos estos consejos, tenemos que definir la paleta de colores nórdicos que vamos a utilizar. Hemos visto, que muchos de estos trucos los hemos conseguido mediante la incorporación de diferentes elementos de decoración, muebles, etc… por lo que ahora, para poder lograr ese toque único de diseño nórdico, deberíamos acompañarlos con los colores más apropiados.

 

Como hemos visto en otros apartados del blog contamos con una paleta de colores nórdicos muy apropiados para esta situación y que deberíamos tener en cuenta, además de en la decoración de los muebles, en el color que damos a las paredes.

 

Lo importante y para poder crear empaque, es que no nos salgamos de la paleta de colores diseñada, para así poder disponer de una mayor sensación de uniformidad. Los tonos neutros funcionan bastante bien y ayudan a que no haya diferenciaciones exageradas entre los colores, permitiéndonos disfrutar de un abanico mucho más amplio, con el que poder jugar en las diferentes estancias de la casa.

 

Uno de los elementos que busca el estilo nórdico, es el de mejorar la sensación de confort y comodidad, por lo que se va a buscar en todo momento que no haya contrastes entre los colores y que todo siga una misma tónica. Para ello, es importante definir esta paleta de colores que seguirá toda la estancia, junto con sus muebles y paredes y no salirnos de ella en ningún momento conforme avanza la decoración, de forma que mantendremos el estilo intacto y seremos fieles, a lo que estamos persiguiendo con este estilo nórdico.